El cerebro de las Cucarachas, nueva fuente de antibióticios

CucarachaBBC Ciencia

Las cucarachas, más que un riesgo para la salud, podrían convertirse en una rica fuente de antibióticos, según una nueva investigación.

 Se encontraron nueve compuestos capaces de eliminar a varias superbacterias.

El estudio, llevado a cabo con cerebros de estos insectos y de langostas, descubrió varios compuestos químicos que, según los científicos de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, son tan potentes que pueden eliminar a las llamadas superbacterias.

Los investigadores esperan que eventualmente estos compuestos puedan ser desarrollados en nuevos antibióticos capaces de combatir infecciones bacterianas graves.

El estudio fue presentado durante la conferencia anual de la Sociedad de Microbiología General que se celebra en Nottingham, Inglaterra.

Según los expertos, la industria farmacéutica está generando cada vez menos antibióticos debido a la falta de inversión en investigaciones, y al mismo tiempo, cada vez están surgiendo más cepas de patógenos, como las superbacterias, resistentes a los medicamentos actualmente disponibles.

Por eso hay una gran necesidad de encontrar fuentes alternativas de sustancias para nuevos fármacos.

Sarampión del Mundial

OMSLa Organización Mundial de la Salud confirmó la aparición de casos sarampión en Argentina, Brasil, Canadá y Guyana Francesa, tras el pasado Mundial de Fútbol, cuya sede fue en África.

Datos de la OMS apuntan que entre las naciones antes mencionadas confirman el registro de 143 casos de sarampión, de los cuales 40 fueron importados, 37 relacionados a los casos confirmados y 66 que están siendo investigados, pues se desconoce la fuente de la infección.

Enfermedad de Chagas

El Mal de Chagas se inició como una enfermedad huérfana de poblaciones pobres, rurales y olvidadas en América Latina, donde es endémica en un total de 22 países.

Millones de personas han desarrollado la enfermedad y han muerto tras ser infectadas por _Trypanosoma cruzi_, parásito que es transmitido por la picadura de un insecto triatomino, conocido como  “Chipo” en Venezuela; “Chirimacha” en Perú  y  “vinchuca” en Chile y Argentina.

En un suplemento especial sobre la enfermedad de Chagas publicado en Junio último por la revista Nature, los autores José Rodrigues Coura y Pedro Albajar Viñas, advierten que la urbanización en América Latina introdujo nuevos riesgos, como la transmisión del _T. cruzi_ a través de transfusiones de sangre. Según la OMS, en 1960 fueron 7 millones los casos de Chagas asociados a esta causa en América Latina, y si bien ahora hay mayor control, el riesgo persiste en algunos países de la región.

Pero hay más retos. La enfermedad de Chagas también representa un nuevo desafío epidemiológico, económico, social y político para numerosos países no endémicos que tienen un intercambio  significativo de población con América Latina. El insecto vector del parásito puede viajar largas distancias en el equipaje de individuos que salen de países endémicos. Así, hoy se estima que las personas infectadas superan las 300.000 en Estados Unidos, 5.500 en Canadá, 80.000 en Europa y el Pacífico occidental, 3.000 en Japón y 1.500 en Australia.

“Esto muestra la necesidad de mejorar la información y los sistemas de vigilancia a nivel nacional y supranacional, implementar cuidados médicos para los pacientes con enfermedad de Chagas en países no endémicos, interrumpir la transmisión vertical, implementar controles adicionales en los bancos de sangre y en los trasplantes de órganos, e incluir un diagnóstico diferencial para el Chagas dentro de la medicina del viajero”, concluyen los autores.

Uso y abuso de antibióticos

Los antibióticos son sustancias con capacidad de destruir, impedir o retardar la multiplicación de bacterias.

Con el descubrimiento de la Penicilina (Alexander Fleming  1928) y su introducción al mercado (1942) se creyó que se tenía ganada la guerra contra las bacterias y las infecciones, pero no tuvo que pasar mucho tiempo para que la humanidad se diera cuenta que estaban muy equivocados, ya que a menos de 2 años de la introducción de la Penicilina empezaron a aparecer las primeras bacterias resistentes, para seguirse incrementando día tras día.

Alexander Fleming (1885-1955)

Las bacterias son capaces de evolucionar y adaptarse a los antibióticos por mas nuevos que estos sean, esa capacidad de adaptación se conoce como Resistencia Bacteriana.

La principal causa de aparición de Resistencia Bacteriana es el uso indiscriminado de antibióticos.

La Organización Mundial de la Salud estima que alrededor del  50% de los antibióticos en todo el mundo son administrados innecesariamente.  En los niños menores de 5 años  se produce la mayor exposición innecesaria a antibióticos, esto asociado a que la gran mayoría de las infecciones a esta edad son virales para lo cual los antibióticos no tienen  ninguna utilidad.

Un estudio en México revela que el  60 a 80% de las enfermedades Diarreicas y Respiratorias  reciben antibiótico de manera inadecuada.

El uso inadecuado de los antibióticos incluye:

a) Prescripción excesiva de antibióticos por parte del médico

b) Errores del Médico al seleccionar el antibiótico,  la dosis y duración del tratamiento.

c) La auto-prescripción  y  falta de adherencia por parte de los pacientes

Factores que contribuyen al abuso de antibióticos:

a) Carencia de conocimientos por parte del médico

b) Influencia comercial de la Industria farmacéutica

c) Percepción del médico de las expectativas del paciente a recibir antibióticos: “Hacer una receta por un antibiótico toma un minuto, explicar y convencer a la madre que su hijo no necesita un antibiótico puede tomar muchísimo más tiempo”.

Todos nosotros normalmente tenemos bacterias viviendo en nuestro cuerpo, la mayoría  habita en la piel y en nuestro  intestino donde ayudan a la fermentación y digestión de los alimentos,  estas bacterias buenas forman nuestra “flora” la cual impide que bacterias malas o patógenas causen infecciones

¿Qué pasa entonces cuando se toma un antibiótico inadecuadamente?

1.- La flora bacteriana es eliminada quedando libre el camino a las bacterias patógenas para causar infección.

2.- las bacterias se vuelven resistentes tras la exposición a antibióticos.

3.- Todos los antibióticos tienen efectos adversos y cada vez que se consumen se corre el riesgo de presentarlos.

4.- Al comprar un antibiótico que no es necesario se desvían recursos económicos.

5.- las infecciones causadas por bacterias resistentes generalmente son más graves y tienen mayor mortalidad, de igual manera resulta más caro su tratamiento.

El uso inadecuado de antibióticos finalmente afecta a toda la sociedad, así una persona  puede adquirir una infección por bacterias resistentes aunque nunca en su vida haya tomado antibióticos, esto al ser contagiado de otra persona con uso inadecuado de  antibióticos y bacterias resistentes.

Así la lucha contra las bacterias se vuelve un círculo vicioso, donde el descubrimiento e introducción de nuevos antibióticos no se da abasto en contra de la aparición de bacterias resistentes, las cuales irónicamente se volvieron resistentes debido al abuso de antibióticos. Así el mal uso y el abuso de antibióticos condiciona la aparición de infecciones por bacterias resistentes.

La única forma de combatir la aparición de bacterias resistentes y sus infecciones es haciendo uso adecuado de los antibióticos, usted puede ayudar evitando la auto-medicación y acudiendo con su médico especialista  cuando usted o su familia enferme, el médico especialista en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las infecciones es el Infectólogo.