Preguntas sobre los antibióticos. Mitos, mentiras y realidades

Diariamente escucho muchas preguntas, dudas, ideas y conceptos erróneos que tiene la gente acerca del uso de los antibióticos y aquí expondré algunos  de los más frecuentes.

1.- Los antibióticos bajan las defensas

Los antibióticos en general no bajan las defensas de nuestro cuerpo, no al menos  como lo hacen otros  medicamentos catalogados como “inmunosupresores”  los cuales  directamente afectan a nuestro sistema inmune. Con sus excepciones algunos antibióticos como el Cloranfenicol y las sulfas pueden presentar como efecto adverso “aplasia medular”, esto es que la medula ósea deja de producir células sanguíneas en donde entran los leucocitos  (neutrófilos) los cuales son una de las primeras líneas de defensa en nuestro cuerpo,  lo anterior es extremadamente raro que suceda. Los antibióticos pueden alterar la microbiota o flora normal, lo que puede predisponer a adquirir algunas infecciones por hongos o por bacterias resistentes, por eso hay que hacer un uso adecuado y justificado de los antibióticos.

2.- Tengo que tomar vitaminas después de los antibióticos

Frecuentemente los pacientes solicitan “vitaminarse” después de la ingesta de antibióticos lo cual no tiene ningún fundamento,  los antibióticos regulares por darles algún nombre no interfieren con la síntesis de vitaminas,  como todo tiene sus sexcepciones, por ejemplo en los pacientes con tuberculosis que reciben isoniazida puede cursar con una neuropatía  periférica por lo que deben suplementarse con vitamina B-6. Pero en general no es necesario tomar vitaminas ni hierro después de recibir antibióticos, hay que recordar que todo en exceso en malo incluyendo las vitaminas o el hierro.

preguntas antibioticos3.- Si tomo antibióticos no puedo amamantar a mi bebé

Claro que si se puede, es frecuente que algunos médicos indiquen la suspensión de la lactancia materna a las madres por la ingesta de  antibióticos, la realidad es que en general son pocos los medicamentos que contraindican la lactancia, la mayoría de los antibióticos no la contraindican.

Los antibióticos más utilizados para infecciones de garganta, de orina, sinusitis, otitis, etc, es decir infecciones comunes no contraindican la lactancia materna, la mayoría de los medicamentos que la contraindican son antivirales utilizados por ejemplo para el tratamiento de infección por VIH y algunos antiparasitarios o antiprotozooarios como Amodiaquina, Dihidroemetina, Fumagilina, Nitazoxanida, etc.

Los antibióticos  son excretados en mínimas cantidades en la leche materna y algunos pueden llegar a tener efectos adversos, pero  el beneficio de la lactancia materna supera por mucho cualquier riesgo que pueda correr el bebé al recibir leche materna con un mínimo contenido de antibiótico.

4.- Si tomo muchos antibióticos me dará cáncer

Hasta el momento no se ha encontrado ninguna relación entre la ingesta de antibióticos y el desarrollo de cáncer, al menos en los niños, de hecho se han encontrado propiedades en  algunos antibióticos para tratar el cáncer. Solo se ha encontrado una probable relación entre la ingesta de antibióticos y el desarrollo de algunos tumores de mama, pero aún falta estudios para hacer esta afirmación.

5.- Mi bebé  está muy pequeño  para tomar antibióticos

Pregunta frecuente cuando se indica un antibiótico en los bebés, para la administración de antibióticos como para el amor no hay edad, siempre y cuando el antibiótico este plenamente justificado un bebé puede recibir antibióticos desde el primer día de vida si así los necesita,  solo les recuerdo que la mayoría de las infecciones en menores de 1 año son virales para lo cual no requieren un antibiótico, la mayoría de los antibióticos utilizados en menores de 1 año no están justificados, pero si realmente lo necesita se debe administrar

6.- Si tomo antibiótico ya no se transmite la gripa o el resfriado (y además se cura)

Esta afirmación la escucho con bastante frecuencia en las mamás y en muchos maestros o educadores de estancias infantiles, cuando los niños cursan con tos o gripa para que sean admitidos nuevamente en el grupo les solicitan a los padres la receta médica donde venga un antibiótico creyendo que de esta manera ya pueden convivir con el resto de los niños sin transmitir la infección respiratoria. La misma creencia tienen las mamás respecto a los demás miembros de la familia creyendo que si la persona que inicia con un resfriadotoma antibióticos  ya no lo transmitirá al resto de la familia.

7. Mi hijo ya lleva un día de antibióticos y no se cura, sigue con fiebre

Ningún antibiótico es mágico, a los antibióticos les puede llevar entre 48 a 72 horas para el control de una infección y en ocasiones más tiempo, en algunos casos se puede ver la mejoría importante como el caso de las infecciones de piel y tejidos blandos en 24 horas de tratamiento pero en algunas otras infecciones puede tardar más de 72 horas en mejorar.   La mayoría de las veces al entregarle la receta por un antibiótico a la madre le explico que puede llevar de 2 a 3 días en controlar la infección y por lo tanto la fiebre,  cuando olvido hacer esto generalmente lo lamento durante la madrugada cuando la madre angustiada llama por teléfono porque a su hijo se le dio un antibiótico por la tarde y la fiebre le ha subido durante la noche.

8.- Dele el antibiótico inyectado para que se cure más rápido.

Es una falsa creencia que se tiene que el antibiótico inyectado (Intramuscular) tendrá un efecto más rápido sobre el control de la infección, lo malo es que la mayoría de las veces las madres solicitan que se les inyecte un antibiótico a sus hijo para curar un resfriado o gripa más rápido, el antibiótico intramuscular tiene sus indicaciones específicas, pero al igual que el tomado vía oral no es mágico y no curará una infección en 1 día. Si lo que el niño tiene es un resfriado de nada le servirá ningún tipo de antibiótico inyectado. Los antibióticos inyectados tienen  sus indicaciones como en aquel paciente que no tolera la vía oral, o para una faringoamigdalitis el tratamiento de elección sigue siendo la penicilina y peude bastar una sola dosis de penicilina benzatinica pero de igual manera su efecto no será inmediato. Tal vez los antibióticos intravenosos si pueden  ofrecer una ventaja en cuanto a la rapidez de su efecto ya que aumenta la biodisponibilidad entrando directamente a la sangre y de ahí al tejido infectado, pero no le vamos a poner un antibiótico en la vena a un niño con una faringoamigdalitis.

9.- los antibióticos solo deben usarse para curar infecciones bacterianas.

La mayoría de las infecciones en los niños menores de 5 años son virales, es decir que la mayoría de las veces no necesitarán de un antibiótico para curar. La gente a veces tiene un concepto erróneo de cuál es la función del antibiótico.  Los antibióticos no son medicamentos para bajar la fiebre, no quitan dolores de cabeza, dolores de garganta, los antibióticos no van a prevenir  infecciones, sirven para tratarlas, son muy pocas las indicaciones de antibióticos profilácticos.

Todos debemos hacer un uso adecuado y justificado de los antibióticos, recordemos que si seguimos abusando de los antibióticos estos algún día pueden dejar de curar, si no actuamos hoy no habrá cura mañana.

Compartir
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Los antibióticos no son siempre la solución

También hay infecciones virales (las cuales son las más comunes en la infancia), micóticas y parasitarias, piensa 2 veces antes de indicar un antibiótico

La mayoría de las infecciones en niños son virales para lo cual los antibióticos no tienen ninguna utilidad. Los antibióticos no sirven para curar infecciones por virus, solo por bacterias.

Los antibióticos son para curar infecciones, su uso profiláctico (preventivo) tiene indicaciones precisas y contadas

AntibioticosLa administración de antibióticos no evitará las infecciones intrahospitalarias, siempre lávate las manos

Un antibiótico por si solo es incapaz de curar una infección, siempre requiere de la ayuda del sistema inmune

Muchas veces los antibióticos no pueden curar una infección, como un absceso el cual necesita ser drenado. Los antibióticos pueden no penetrar adecuadamente al sitio donde se localiza la infección, incluso un absceso puede ser curado solo con drenarlo sin la administración de antibióticos.

Los antibióticos no son antipiréticos, una persona con fiebre no necesariamente debe tomar un antibiótico.

La fiebre no es sinónimo de infección y las infecciones no son solo ocasionadas por bacterias

Los antibióticos no sustituyen ninguna medida de higiene, asepsia o antisepsia. Muchos médicos creen que al administrar un antibiótico ya no tendrán que lavarse las manos, o no tendrán que utilizar una técnica estéril durante un procedimiento quirúrgico

Tomemos conciencia, si no actuamos hoy no habrá cura mañana

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Uso inadecuado de antibióticos en niños

La mayoría de los cuadros respiratorios sobre todo en los menores de 5 años con gripa, tos, dolor de garganta, mocos y en ocasiones algo de fiebre son de origen viral,  para los virus los antibióticos no tienen ninguna utilidad, es decir que no lo curarán, su cuadro viral curará solo con y sin antibióticos exactamente en el mismo tiempo, pocos cuadros serán ocasionados por bacterias y será la minoría de las veces que requiera de algún antibiótico para sanar,  lamentablemente son  los niños menores de 5 años  quienes reciben la mayor parte de los antibióticos injustificadamente, aproximadamente el 70% de todos los antibióticos que se usan en menores de 5 años se hace de manera inadecuada.

antibiotico niñosEl uso de antibióticos de manera inadecuada  trae diversas consecuencias, desde las económicas al hacer un gasto innecesario, consecuencias  en la salud del niño que puede presentar reacciones adversas al antibióticos (alergias, diarrea, daño al hígado o riñones, etc.), aparición de resistencias bacterianas, alteración de la flora bacteriana o flora normal lo que puede propiciar otro tipo de infecciones, y finalmente consecuencias a toda la sociedad al transmitir esas bacterias resistentes, haciendo que cada vez los antibióticos sean de menor utilidad para tratar las infecciones, teniendo que utilizar antibióticos cada vez más potentes y más caros.

Cuando se inventaron los antibióticos o más bien cuando se introdujeron de manera comercial como la penicilina (hace apenas 70 años), la humanidad creyó ingenuamente que se había ganado la guerra contra las bacterias, no pasó mucho tiempo para que se diera cuenta que no era así y apenas 2 años después de la introducción de la penicilina ya había desarrollo de bacterias resistentes, la batalla continua y claramente está siendo ganada por las bacterias, quienes ante cada nuevo antibiótico aprenden a desarrollar resistencia ante ellos, así hoy en día existen bacterias resistentes a todos los antibióticos conocidos y poco a poco estas bacterias se propagan por todo el mundo,  la persona con una infección por una de estas bacterias multiresistentes  prácticamente está condenada a la muerte como sucedía antes de la aparición de los antibióticos, donde las infecciones eran la primer causa de muerte y la expectativa de vida apenas superaba los 40 años de edad

Así pues hay que ser más consientes en uso de antibióticos,  sobre todo en nuestros niños  donde más se utilizan injustificadamente,  recordando que ellos van a enfermar con mayor frecuencia que los adultos, pero la mayoría de estos cuadros infecciosos (respiratorios, gastrointestinales, etc.) son de origen viral, por lo que van a curar con y sin antibióticos, y muchas veces los antibióticos en lugar de beneficiarle solo le perjudicaran.

Lamentablemente la mayoría de estos antibióticos injustificados son indicados por un médico por diversos motivos, uno de ellos la ignorancia, está comprobado que mientras mayor conocimiento se tenga de las enfermedades (en este caso de los niños) y de los antibióticos mismos (mecanismo de acción, espectro, resistencias, sensibilidad, penetración a tejidos, etc.) menor será el uso inadecuado de ellos, así hay estudios que muestran que un médico general o familiar hará mayor uso de antibióticos en menores de 5 años que un pediatra, aun así un pediatra general continua con un alto porcentaje de antibióticos injustificados o inadecuados, así un especialista en Infectología Pediátrica con mayor conocimiento sobre los procesos infecciosos y en el manejo de antibióticos (entre otras cosas) reducirá este porcentaje de uso inadecuado de antibióticos, pero creo que no hay médico en este mundo que esté exento de ello (solo aquel que no recete antibióticos ).

En México hay pocos Infectólogos Pediatras, normalmente se concentran en las grandes ciudades y en hospitales de pediátricos o de tercer nivel,  pero si tienes la oportunidad de consultar o acudir con uno es lo mejor  por la salud de tus hijos. Evita abusar de los antibióticos porque estamos perdiendo la guerra contra las bacterias, si no actuamos no habrá cura mañana

Compartir
  • 48
  •  
  •  
  •  
  •  
    48
    Shares

Antibióticos.- Hagamos conciencia, si no actuamos hoy, no habrá cura mañana.

A pesar de todo lo conocido hoy en día sobre el aumento en el porcentaje de la resistencia de las bacterias a los antibióticos, yo noto a los médicos con una gran indiferencia al respecto, haciendo uso de antibióticos de amplio espectro para cuadros que podrían curar con antibióticos de espectro más reducido, o peor aún para padecimientos que curarían sin antibióticos. Veo como indican combinaciones de 3 o 4 antibióticos para pacientes que incluso podrían mejorar con monoterapia o a lo mucho la combinación de 2 antibióticos. Indicando tratamientos antibióticos aun a sabiendas que su paciente no lo necesita argumentando que “No pasa Nada”. Y lamentablemente veo como los médicos en formación van aprendiendo  a utilizar así los antibióticos, sin inculcarles un poquito de miedo,  sin que nadie les hable de las resistencias bacterianas, de cómo poco a poco vamos perdiendo la guerra contra las bacterias, colocando “bombazos” de antibióticos muchas veces sin tener la más mínima idea del que o contra qué los utilizan, sin ponerlos a hacer el más mínimo ejercicio mental o razonamiento al respecto, ya no saben utilizar la penicilina, tratamiento de elección todavía en muchas enfermedades infecciosas, ante el menor signo de alarma mejor disparan con meropenem + vancomicina por que a ellos les han enseñado que “No pasa nada” y  para ellos es mejor que sobre y no que falte.

Cuando se trata de antibióticos resulta que todos los médicos somos expertos en su manejo. Los antibióticos son parte importante de la terapéutica  empleada  diariamente en la mayoría de las especialidades médicas y a los médicos en formación se les enseña su uso, el cual se va volviendo rutinario en la práctica de  todo cirujano, ginecólogo, en terapia intensiva, neumólogo, pediatra, dermatólogo, etc., La realidad y las resistencias bacterianas nos indican que no hemos sido tan buenos como creemos en el uso de antibióticos.

Casi ninguna especialidad médica escapa al uso de antibióticos, sin embargo el que los utilicemos diariamente no significa que  los estemos utilizando de la manera adecuada ni mucho menos que seamos expertos en su manejo, por ejemplo en el área de cirugía aproximadamente el 70% de todas las profilaxis quirúrgica son administradas inadecuadamente (tiempo, dosis, vía, antibiótico seleccionado, duración, etc.), y aunque en  la profilaxis antibiótica quirúrgica está bien establecido desde hace más de 50 años que para que sea efectiva esta debe ser administrada previo al procedimiento quirúrgico (entre 30- 120 minutos) y la mayoría de las veces solo basta una sola dosis, hoy en día la mayoría de los cirujanos la sigue administrando después del procedimiento y prolonga su administración hasta 7 días después,  para ellos esto es correcto porque así lo aprendieron, aunque su aprendizaje se haya basado más en el tradicionalismo o imposición jerárquica que en la evidencia científica, la mayoría desconoce el mecanismo de acción y espectro antimicrobiano de los antibióticos que utiliza.

Para hacer la indicación de un antibiótico no hace falta ser buen médico, yo diría que el buen médico es aquel que sabe Cuándo No está indicado un antibiótico. Todos antes de indicar o continuar un antibiótico deberíamos preguntarnos dos veces si es realmente necesario. Estamos perdiendo la guerra contra las bacterias, si no actuamos hoy no habrá cura mañana.

Cito al Dr. Hobart Reimann con algo del año 1961, a más de 50 años todavía aplicable en la práctica médica diaria:

La terapia con antimicrobianos salva miles de vidas y alivia muchos sufrimientos…. A pesar de su uso correcto pueden ocurrir efectos indeseables, daño y muerte, pero este riesgo está especialmente asociado a una prescripción indiscriminada…. El uso óptimo de los antimicrobianos puede ser conseguido con la comprensión de cuál es su lugar en la terapéutica, su valor y la administración de una adecuada dosis en el tiempo correcto….. La máxima Hipocrática “Ante todo no dañar” o la cuestión ¿Es el medicamento realmente necesario? Son pertinentes.

Compartir
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares