Infecciones micóticas Nosocomiales

Infecciones micóticas

Los hongos constituyen un grupo muy numeroso de organismos (se han descrito aproximadamente 500.000, pero se estima que pueden existir entre 1 y 1,5 millones de especies) que presentan una amplia distribución en la naturaleza

Las infecciones por hongos son la cuarta causa de infección en las unidades de cuidados intensivos.

Los hongos patógenos son básicamente microscópicos: filamentosos y levaduriformes

Los hongos filamentosos (mohos) en medios de cultivo sólido y también sobre cualquier superficie en la que se desarrollen, por ejemplo frutas u otros alimentos producen colonias algodonosas características. Al microscopio los hongos filamentosos presentan unas estructuras tubulares que se denominan hifas.

Levaduriformes: generalmente dan lugar a colonias lisas que recuerdan a las bacterianas en medios de cultivo sólidos, Dichas colonias están formadas por agregados de células individuales denominadas levaduras, se dividen por gemación o por fisión binaria. Pueden formar  cadenas cortas denominadas seudohifas (seudomicelio)

Las infecciones micóticas pueden ser leves y superficiales como en la mayoría de las personas sanas. Las infecciones graves e invasivas generalmente se observan en pacientes inmunocomprometidos.

Las infecciones nosocomiales por hongos han venido en aumento en las ultimas 2 décadas. Esto asociado a la mayor sobrevida de los pacientes inmunocomprometidos.

Un grupo de pacientes que ve afectado por estas micosis son los pacientes con cáncer.  Otros grupos afectados como los pacientes con VIH-SIDA, diabéticos, enfermedades reumatológicas como LES en los que se utilizan esteroides y neonatos prematuros.

Los avances en la medicina han traído además de mayor sobrevida para los pacientes la aparición de infecciones emergentes y oportunistas como las micosis.

 

  • La introducción de catéter vasculares centrales
  • Nuevas quimioterapias más agresivas
  • Nuevas modalidades de ventilación  mecánica
  • Antibióticos de amplio espectro
  • Trasplantes de órganos
  • Inmunosupresores

 

Factores de riesgo para micosis invasivas

 

  • Antibióticos de amplio espectro
  • Inmunocompromiso
  • Cirugía abdominal
  • Esteroides
  • Prematurez
  • Catéter venoso central
  • Nutrición parenteral
  • Colonización de 2 o más sitios del cuerpo

Las micosis invasivas presentan alta mortalidad. La fungemia tiene mayor mortalidad que la bacteriemia que va del 40 al 60% La Candida sp. Es la más frecuentemente asilada ocupando hasta un 80% de los casos, seguida de especies de Aspergillus con un 10% y el resto a otras especies de hongos como mucormicosis, PenicilliumRizophus, etc.

Candida

Existen más de 200 especies de Candida, algunas son parte de nuestra flora microbiológica normal y sólo el 10% son responsables de infecciones en las personas. La Candida spp es parte de la flora normal endógena. La Candida albicans es la que se ve relacionada con mayor frecuencia a infecciones.

Factores de riesgo para candidemia

1) el incremento de la colonización fúngica, usualmente atribuible al uso de antibióticos

2) la ruptura de las barreras naturales: piel, epitelio y mucosa

3) la pérdida del mecanismo inmunitario que favorece la diseminación y la proliferación en los órganos y tejidos

la Candida sp puede adherirse a la superficie de distintas células como epitelio cutáneo, orofaríngeo, urinario, cervical, gastrointestinal y  vascular, y a materiales inertes como plástico, nylon, PVC, polietileno,utilizados en catéteres venosos, formando un complejo denominado biopelícula

Los pacientes con mayor riesgo de una micosis invasiva por hongos filamentosos  (Aspergillus) capaces de transmitirse por vía aérea son los pacientes con cáncer hematológico. El Aspergillus es un género de alrededor de 200 hongos (mohos), y es ubicuo

Los brotes de infecciones fúngicas por hongos filamentosos se han descrito especialmente en pacientes neutropénicos. Algunos de los brotes se han asociado con actividades de construcción y renovación dentro y alrededor de hospitales y otros  con mal funcionamiento o contaminación de los sistemas de ventilación o filtración del aire

El cuadro clínico de una infección micótica es difícil de diferenciar de una infección bacteriana.  El diagnóstico debe estar orientado por la epidemiología del paciente, las manifestaciones clínicas. El estándar de oro para el diagnóstico de las infecciones micóticas es el cultivo.

Infecciones micóticas Nosocomiales
Fue de ayuda? Regalanos unas estrellas
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •