Fiebre por Antibióticos. Tenlo en Mente

termometro

Fiebre por antibióticos, Siempre tenlo en Mente

Alguna vez se han topado con un paciente en tratamiento antibiótico el cual pese a persistir con fiebre luce en buenas condiciones generales y ha mejorado e incluso curado de su proceso infeccioso inicial, pero persiste con fiebre.

Los antibióticos representan una causa frecuentemente olvidada de fiebre en la edad pediátrica. Son diversos los antibióticos que pueden causar fiebre por su administración, especialmente los betalactamicos son una de las causas más frecuentes de fiebre por medicamentos.

La fiebre por antibióticos presenta características bien definidas. Ocurre en un paciente en el que se han excluido otras causas de fiebre, puede coincidir con la administración del antibiótico causante, carece de efectos perjudiciales relevantes para el paciente, luce en buenas condiciones generales, no deja secuelas y se resuelve fácilmente con la suspensión del antibiótico.

El diagnóstico oportuno de la fiebre por antibióticos evita someter al paciente a estudios paraclínicos no justificados y la administración prolongada de antibióticos disminuyendo así la aparición de resistencias bacterianas y los costos asistenciales.

Hay que recordar que fiebre no es sinónimo de infección, siempre que estemos ante un paciente con fiebre habrá que cuestionarse si la fiebre es origen diferente al infeccioso. El que un paciente tenga fiebre no significa que el paciente deba recibir un tratamiento antibiótico.

Aunque el diagnóstico de fiebre por antibióticos es un diagnóstico de exclusión siempre habrá que tenerlo en mente. Si las condiciones del paciente lo permiten no hay que tener miedo a suspender los antibióticos a un paciente con fiebre.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •