Preparaciones alcoholadas para la higiene de manos

Las manos de los trabajadores de la salud constituyen la principal fuente de transmisión de microorganismos patógenos hacia los pacientes, favoreciendo la aparición y diseminación de infecciones nosocomiales con el posterior desarrollo de resistencias bacterianas.

Las soluciones de alcohol con emolientes (glicerina) han demostrado ser inclusive más eficaces  que el lavado de manos convencional

La CDC ha propuesto el uso de alcohol como método preferido para la higiene de manos en unidades de salud.

La OMS señala que la disponibilidad de preparaciones alcohólicas para la fricción de las manos es fundamental para fomentar prácticas eficaces de higiene de las manos entre los profesionales sanitarios, lo cual ha reducido las infecciones relacionadas con la atención sanitaria.

De acuerdo a la OMS y CDC las manos solo deberán someterse a lavado de manos con agua y jabón cuando estén visiblemente sucias o contaminadas con material proteináceo, visiblemente manchadas con sangre u otros líquidos corporales, o bien cuando haya sospechas fundadas o pruebas de exposición a organismos con capacidad de esporular, así como después de ir al baño, en todas las demás situaciones el personal de salud puede sustituir el lavado de manos convencional por el uso de una preparación alcohólica

La utilización de preparados de alcohol ha demostrado que mejora el cumplimiento de lavado de manos, tiene beneficios en cuanto costo-efectividad para la disminución de infecciones nosocomiales, hay un mejor apego al uso de soluciones alcoholadas, ahorra tiempo y causa menos dermatitis en las manos.

Beneficios:

  • Tiempo: se reduce el tiempo necesario para el lavado de manos convencional de aproximadamente 1 minuto a 15 a 30 segundos
  • Riesgo de contaminación de las manos con el entorno: en el lavado de manos convencional existe el riesgo de volverse a contaminar las manos desde el fregadero o lavabo por gotas que salpican encontrándose frecuentemente Pseudomonas aeruginosa en estos sitios.
  • Accesibilidad. Es difícil ubicar adecuadamente un lavabo además de costoso, en cambio resulta más fácil colocar los dispensadores de alcohol en lugares estratégicos de cada habitación, incluso con más de 1 dispensador por habitación.
  • Efectos cutáneos adversos. El lavado de manos convencional puede causar algún tipo de irritación en la piel hasta el 30% de quienes lo realizan continuamente. En cambio el alcohol adicionado con emolientes como el glicerol rara vez causan algún tipo de irritación.
  • Costo-beneficio: los beneficios de una eficaz higiene de manos supera los costos al reducir las infecciones nosocomiales, salvar vidas, reducir morbilidad y los costos asociados a la atención de infecciones nosocomiales.

La OMS a manera de ejemplo menciona que con la prevención de 3.5 eventos de sepsis nosocomial u 8.5 casos de neumonía nosocomial se podría surtir un hospital promedio durante 1 año con preparaciones alcoholadas. Se menciona otro ejemplo de un Hospital de Suiza donde el gasto de la campaña de higiene de manos (incluyendo la solución de alcohol) representó solo el 1% de todo lo gastado ese año en infecciones nosocomiales. En la campaña nacional Britanica los estudios demostraron que la campaña hubiera sido rentable aun si solo se hubiera reducido la tasa de infecciones nosocomiales en 0.1%.

Preparaciones alcoholadas para la higiene de manos
Fue de ayuda? Regalanos unas estrellas
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •