Un Regaderazo de Bacterias

"Como Afiliado de Amazon, percibo dinero con las compras elegibles" Si el contenido de esta página te parece interesante puedes apoyar a su mantenimiento haciendo una compra en Amazon

Las regaderas, especialmente aquellas de plástico, son un habitat idóneo para la reproducción de la bacteria Mycobacterium avium, un patógeno que pertenece a la misma familia que la bacteria de la tuberculosis. Según un estudio de la Universidad de Colorado (EEUU), la inhalación de Mycobacterium avium durante la ducha puede comprometer la salud de personas inmunodeprimidas.

 

Ducha de bacterias

 

Un grupo de microbiólogos de la Universidad de Colorado, liderados por Norman R. Pace, realizaron un estudio sobre los microbios existentes en los ambientes humanos interiores y como parte de este proyecto analizaron el agua de la ducha, ya que las finas gotas que se producen al ducharse y que pueden ser inhaladas, llevan incorporadas bacterias que pueden ser nocivas para la salud.

 

Los científicos utilizaron instrumentos de alta tecnología para analizar 50 cabezales de ducha elegidos al azar en nueve ciudades del país y descubrieron que casi un 30% de los aparatos albergaban “niveles importantes” de un patógeno que causa enfermedad pulmonar, la bacteria Mycobacterium avium.

 

Según los investigadores, los niveles de Mycobacterium avium eran 100 veces más altos que los que se encuentran en las tuberías domésticas de suministro de agua.

 

La bacteria forma un biofilm que se adhiere al interior del cabezal de la ducha y cuando el agua cae distribuye las gotas de agua llenas de bacteria que quedan suspendidas en el aire y que fácilmente pueden ser inhaladas por las vías respiratorias hasta las partes más profundas de los pulmones.

 

Incremento de infecciones pulmonares

 

La M. avium puede provocar una infección pulmonar cuyos síntomas incluyen cansancio, una tos seca y persistente, dificultad para respirar, debilidad y malestar generalizado.

 

Los autores del estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), afirman que el hallazgo podría explicar porqué en años recientes han aumentado los casos de las infecciones pulmonares de las llamadas especies no tuberculosas de mycobacterias, como la M. avium ya que podría estar vinculado a que la gente suele ahora tomar más duchas y usar menos la bañera.

 

Los expertos afirman que las duchas también han sido identificadas como una ruta de propagación de otras enfermedades infecciosas, incluida la legionelosis e infecciones del pecho provocadas por otra bacteria llamada Pseudomonas aeruginosa.

 

Resistente al cloro

 

Según Pace, la M. avium tiende a ser un problema particular en los suministros de agua municipal debido a que las ciudades tratan el agua con cloro, sustancia que mata a la mayoría de las bacterias, pero que da a ésta bacteria una ventaja selectiva ya que es impermeable al cloro.

 

Pace afirma que la bacteria representa poco riesgo para las personas sanas, sólo aquellas personas con sistema inmunológico debilitado podrían resultar afectadas y recomienda utilizar duchas con cabezal de metal en vez de plástico, que parecen ser las que más ayudan a albergar los biofilms de bacteria asi como reemplazar el cabezal a menudo.También resultaría positivo dejar correr el agua al inicio de la ducha unos segundos para evitar la mayor dosis de bacterias acumuladas.

 

Lo cierto es, dicen los expertos, que el estudio demuestra la importancia de las herramientas y tecnología necesarias para monitorear con más precisión el agua de uso diario y los sistemas de suministro, para identificar y prevenir la formación de bacterias como la M.avium.

 

Fuente: BBC

"Como Afiliado de Amazon, percibo dinero con las compras elegibles" Si el contenido de esta página te parece interesante puedes apoyar a su mantenimiento haciendo una compra en Amazon

Impactos: 5