El VIH-SIDA crece entre los Adultos Mayores

Al contrario de lo que mucha gente cree, la actividad sexual no se termina a los 50. Y una de las evidencias sobre esta realidad social y natural proviene de las estadísticas internacionales que cartografían la evolución de la epidemia del VIH-SIDA.

Según datos que se confirmaron en la XVIII Conferencia Internacional de SIDA (AIDS 2010) en Viena, el de los mayores de 50 años  es el grupo que más creció en la última década.  Globalmente, se calcula que los nuevos diagnósticos de VIH en esa franja de edad se duplicaron.

Por su parte, los Centros de Control Epidemiológico de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que se habían quintuplicado el número de pacientes con VIH mayores de 50 en la decada entre 1990 y 2000.

Para los especialistas, estas cifras son un amargo recordatorio de la importancia de practicar sexo seguro, independientemente de la edad que se tenga.

“Esta nueva tendencia se explica por una serie de razones como el aumento de la tasa de divorcios, la mayor longevidad y la disponibilidad de fármacos para la disfunción sexual son todos factores que inciden, el uso del preservativo en forma consistente empieza a disminuir a partir de los 25 años y después de los 50 es bajísimo. En las mujeres posmenopáusicas, características biológicas, como la sequedad vaginal, pueden favorecer la infección.”  Un estudio arrojó que los hombres que utilizan medicamentos para la disfuncion erectil como el Viagra® tenian 3 veces mas probabilidad de adquirir una enfermedad de transmision sexual como el VIH.

El escenario que explica este cambio de rumbo tiene varias facetas: ellos creen que el VIH es un problema de otros; las mujeres mayores no requieren el preservativo porque no se van a embarazar, y los médicos no piensan que un señor de 70 años está sexualmente activo, de modo que no le piden la prueba para detectar el virus.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •