Infecciones repetitivas en los niños

Dr. Victor Hugo Espinoza Román. Infectòlogo Pediatra

  

  

¿Qué tan comunes son las infecciones repetitivas en los niños?

  

Los bebés nacen con sistemas inmunes inmaduros. Sus sistemas inmunes apenas están comenzando. Como resultado, los bebés tienen un número muy altos de infecciones; usualmente una cada mes o cada dos meses. Sus sistemas inmunes comienzan a madurar al poco tiempo de nacer. El número de infecciones comienza a disminuir con el tiempo. Cuando los niños alcanzan la edad escolar, su tasa de infecciones usualmente es igual que la de los adultos.

  

  

¿Por qué mi médico puede estar preocupado acerca de las infecciones repetitivas en mi niño?

La mayoría de los médicos se comienzan a preocupar si su niño pasa de tener infecciones virales simples a infecciones bacterianas más complicadas y graves tales como infecciones en la sangre y neumonía. Las infecciones inusuales o un aumento en el número de infecciones con el tiempo son otras señales de alarma.

  

¿Qué hace que algunos niños tengan un número de infecciones mayor de lo que es usual?

Algunas veces es fácil ver la causa de una infección; por ejemplo estar en guarderías, o estar rodeado de humo de cigarrillo. Dos terceras partes de los niños que van a guarderías se enferman más de 60 días al año. Esto sucede porque los niños que están en las guarderías se contagian las infecciones los unos con los otros. Ellos babean y se les escurre el moco de su nariz. Se tocan unos con otros y tocan todos los juguetes. Esto hace que la infección se disemine. Como adultos tenemos mucho menos contacto con los gérmenes de los demás; por lo tanto, es menos probable que adquiramos tantas infecciones.

  

  

  

La exposición al humo del cigarrillo (algunas veces llamada "exposición pasiva" al humo) es otra causa para narices con mucosidad y sibilancias en niños pequeños. Puesto que más mujeres en edad fértil están fumando, la exposición pasiva es una causa más común de infección respiratoria en los niños. La exposición pasiva ahora está ligada a infecciones y asma en los niños.

  

  

  

¿Hay condiciones médicas específicas que causan infecciones repetitivas en los niños?

Cambios estructurales en los senos paranasales o en las trompas de Eustaquio (conductos de comunicación en cada oído) son una causa común de infecciones repetitivas en los niños. El término "cambios estructurales" se refiere a diferencias en las partes óseas del cráneo, los senos paranasales y las orejas. Estas diferencias pueden ser heredadas. Algunas diferencias en la estructura corporal hacen que sea más fácil para que a esa persona le den infecciones porque el drenaje normal de la trompa de Eustaquio (dentro del oído) o de los senos paranasales está bloqueado. Cuando el drenaje está bloqueado el número de bacterias aumenta. Esto conduce a la infección. En la mayoría de los niños, a media que la cabeza crece, el problema de drenaje mejora. Si los niños pequeños están teniendo demasiadas infecciones de oído es probable que necesiten antibióticos o tubos especiales.

  

La alergia y el asma también pueden causar sinusitis repetitiva (nariz tupida o nariz con mucha mucosidad) y sibilancias. La alergia puede causar inflamación dentro de la nariz que dura largo tiempo. Por causa de la inflamación, las vías normales de drenaje de la nariz y de los senos paranasales se hinchan y se tapan. Las bacterias se multiplican causando una infección. El medicamento es necesario para tratar la causa de la infección que es la alergia.

  

La tos que acompaña a las infecciones virales leves puede ser una señal de asma. Algunas veces, cuando pensamos que los niños tienen neumonía como complicación de un resfriado, en realidad tienen asma. Estos niños necesitan medicamento para el asma además de los demás medicamentos para la infección.

  

  

¿Qué causa que los niños tengan infecciones repetitivas realmente graves?

En algunos casos, la respuesta es pura casualidad. En algunos casos raros, un niño que de otro modo es saludable tendrá dos o tres infecciones graves sin ninguna razón obvia. Sin embargo, su médico puede querer hacerle algunas pruebas simples de exploración selectiva para ver si el niño tiene una inmunodeficiencia; es decir, una debilidad en el sistema inmune. Esta es la causa principal de las infecciones graves repetitivas.

  

Las enfermedades tales como la fibrosis quística son muy raras. La enfermedad por el VIH (HIV por sus iniciales en inglés) es más común, pero los niños solamente adquieren el VIH si la madre está infectada con el mismo virus o si han recibido transfusiones de productos sanguíneos.

  

¿Que puedo hacer para prevenir las infecciones repetitivas en mi niño?

Su usted fuma, deje de fumar. Si no puede dejar de fumar, fume solo afuera de su casa y de su carro. Fumar en un cuarto lejos de su niño no ayuda. Los filtros de aire tampoco ayudan.

La peor estación para los resfriados es el invierno. Si un pariente o un amigo le cuida a su niño durante el invierno, usted puede sacar al niño de la guardería cuando tantos otros niños tienen resfriados. Otra buena opción podría ser situaciones en las cuales cuiden en una casa cinco niños o menos. Menos niños en una guardería significa menos infecciones a las cuales va a estar expuesto.

Si usted muchos tiene antecedentes familiares de alergias o asma es posible que usted quiera que su médico evalúe a su niño para estas condiciones.

  

¿Qué pasa con los niños con infecciones repetitivas?

La mayoría de los niños que tienen infecciones repetitivas no tienen problemas graves. Sus infecciones comienzan a desaparecer para cuando ellos alcanzan la edad escolar. Asegúrese de que su niño duerma bastante tiempo y coma alimentos saludables. El sueño y la buena dieta pueden ser tan importantes como el medicamento para hacer que su niño combata las infecciones.

  

Fuente: American Academy of Family Physicians  

  

.

 

                                                

   Home        Blog         Enlaces    Información   Descargas     Eventos     Contacto         

                                                    para padres                                                                                      

  

© Infectologia Pediatrica 2010-2014 - Algunos derechos reservados

Calle 6 #418 Colonia Cazones, C.P. 93230, Poza Rica, Veracruz, México