Desparasitar a los Niños

Share Button

¿Se deben desparasitar a los niños?

Frecuentemente los padres acuden a consulta solicitando un desparasitante para sus hijos, algunos médicos están de acuerdo en la desparasitación rutinaria, otros no. Entonces ¿se deben o no desparasitar rutinariamente a los niños? La respuesta es sí, basados en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS recomienda la desparasitación rutinaria en todos los niños  de los países donde exista una alta prevalencia de parasitosis, o lo que es  lo mismo en todos los países en vías de desarrollo como los países latinoamericanos.

¿A qué edad debo desparasitar a mis hijos?

Aquí viene la otra gran interrogante, la OMS hace énfasis en desparasitar a todos los menores de 5 años, que es la edad donde existe la más alta prevalencia de parasitosis intestinal. Pero ¿desde qué edad se puede desparasitar un niño? En general se recomienda que sea a partir de los 2 años, aunque en aquellos lugares con muy alta prevalencia de parasitosis se puede llegar a realizar desde los 12 meses. La desparasitación debe administrarse en los menores de 5 años y se recomienda continuar su administración a los 12 años.

Las parasitosis en general son raras en menores de 1 año, pero si se confirma la presencia de parásitos en menores de 1 año pueden recibir un tratamiento antiparasitario sin problemas, pero no se recomienda una desparasitación rutinaria en ellos.

 

niño con dolor abdominal

¿Se debe desparasitar toda la familia?

Resulta lo más adecuado, recordemos que los parásitos tienen una transmisión fecal-oral, y usualmente en el convivir diario entre los miembros de la familia podemos compartir  también nuestros parásitos, por lo que lo mejor es que todos los miembros de la familia se desparasiten al mismo tiempo.

¿Cada cuánto tiempo se debe desparasitar un niño?

Se recomienda la desparasitación al menos una vez al año, pudiendo ser cada 6 a 12 meses.

¿Por qué se deben desparasitar los niños?

Los parásitos intestinales constituyen un peligro real para la salud de millones de niños en América Latina, causan anemia y afectan de manera adversa su crecimiento físico, desarrollo cognitivo y capacidad de atención. Al reducir el apetito de los niños contribuye a la malnutrición y al deterioro de su desempeño escolar una vez acceden a la educación primaria.

¿Cuáles desparasitantes se utilizan en los niños?

Primero vamos a aclarar la diferencia entre desparasitar y purgar a un niño, hoy en día se administran medicamentos antiparasitarios (desparasitantes)  para matar los parásitos, antes se administraban purgantes para eliminar parásitos, el purgante en si no mata a los parásitos solo ocasiona diarrea intensa para expulsarlos vivos.

Los antiparasitarios pueden tener efecto sobre los helmintos (lombrices) como el Albendazol y Mebendazol que son los 2 medicamentos más utilizados en el  mundo por la OMS, y también pueden abarcas amibas como Quinfamida y Nitazoxanida.

Albendazol (ZENTEL) Presentación  suspensión frasco 10 ml/ 400 mg. Dosis: Niños de 1 a 2 años 5 ml  dosis única (200 mg), Niños de 2 a 12 años 10 ml dosis única (400 mg).   Adultos 2 tabletas (400 mg) dosis única.

Mebendazol (VERMOX) Presentación suspensión dosis única 10 ml/ 600 mg. Dosis Niños y adultos 10 ml (600 mg) dosis única.

Quinfamida/ Albendazol (OXAL) Presentación Infantil frasco 10 ml, Junior frasco 20 ml, adulto tabletas. Dosis: Infantil 2 a 3 años 10 ml dosis única, junior 4 a 12 años 20 ml dosis única, mayores de 12 años y adultos 2 tabletas dosis única.

Quinfamida/ Mebendazol (VERMOX PLUS) Presentación suspensión Pediatrica e Infantil. Dosis de 3 a 6 años 10 ml de suspensión pediatrica dosis única, de 6 a 9 años 10 ml de suspensión Infantil dosis única.

Nitazoxanida (DAXON, PARAMIX)  suspensión frasco 30 y 60 ml (100 mg/5 ml), tabletas 500 mg. Dosis: de 1 a 4 años 5 ml cada 12 horas por 3 días, de 4 a 12 años 5 a 10 ml vía oral cada 12 horas por 3 días. Adultos 1 tableta 500 mg cada 12 horas por 3 días.

Estas dosis son las recomendadas para desparasitación rutinaria cada 6 a 12 meses, son diferentes cuando existe ya una parasitosis o enfermedad por parásitos, en esos casos el tratamiento puede extenderse varios días.

Bibliografía:

http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=15255&itemid=

http://whqlibdoc.who.int/publications/2011/9789241548267_eng.pdf

 ¿TIENES MÁS PREGUNTAS?  CON GUSTO LAS RESPONDEREMOS

Share Button