Porque mi niño enferma tan seguido o siempre está enfermo?

Ya hemos tocado algunos puntos de este tema, recordando que todos los niños enferman, algunos más que otros, algunos factores hacen que un niño enferme menos como la lactancia materna, esquema completo de vacunación, alimentación adecuada y balanceada por consiguiente un buen estado nutricional, y otros factores que hacen que un niño enferme más como convivencia con fumadores (sin que necesariamente fumen en presencia del niño), acudir a guardería o estancia infantil, o reciente entrada al kínder o pre-escolar, y lógicamente no contar con los factores que hacen enfermen menos (lactancia, vacunas, alimentación y nutrición adecuadas)

Los bebés nacen con defensas maternas (anticuerpos) que son transmitidas a través de la placenta durante el embarazo y otras por la leche materna, las defensas con las que nacen los bebés van declinando a partir del sexto mes de vida y a partir de ahí iniciaran cuadros infecciosos con mayor frecuencia pues ahora ellos  tendrán que empezar a formar sus propias defensas.  Se espera que los niños menores de 5 años puedan adquirir entre 6 a 8 cuadros respiratorios por año, la mayoría de ellos vendrán en los meses de invierno.

A los padres (y a algunos médicos) les aterra ver a sus niños con mocos, tos y aún más con fiebre, la gran mayoría de todos los cuadros infecciosos en menores de 5 años son ocasionados por virus para los cuales los antibióticos carecen de utilidad.  Las infecciones virales van a curar en el mismo tiempo con y sin medicamentos, en si los medicamentos no van dirigidos a eliminar la infección si no a controlar los síntomas mientras nuestro cuerpo elimina la infección.

Hay niños sobre todo aquellos que acuden a guarderías que pasan más días del año enfermos que sanos, conforme crecen y adquieren más defensas cada año enfermaran menos, en ocasiones los cuadros infecciosos sobre todo los respiratorios con moco y tos pueden ser confundidos con cuadros alérgicos como asma y rinitis, es conveniente que se piense en esta posibilidad en el niño que siempre está enfermo.

Entonces cuando deberías preocuparte si tu niño enferma muy seguido?

A continuación daremos algunos puntos y datos de alarma a considerar que algo no anda bien con tu niño y la presencia de ellos puede sugerir algún problema con sus defensas llamado inmunodeficiencia.

1.- Vigila su peso y talla (estado nutricional): el niño que enferma seguido con infecciones de seriedad no tiene un buen peso y talla, su organismo siempre está más ocupado en tratar de curarlo de la infección que en ocuparse de su crecimiento, si tu  niño es un niño con peso y talla adecuados no habría mucho de qué preocuparse.

2.- Ha requerido hospitalizaciones: si por alguno de esos cuadros infecciosos ha ameritado hospitalización en más de 2 ocasiones para recibir antibióticos por la vena, con cuadros como neumonías o meningitis

3.- Abscesos en la piel: si sufre frecuentemente de formación de abscesos en la piel, en partes de su cuerpo como las axilas, glúteos, axilas.

4.- Su oído supura frecuentemente: sufre más de 4 cuadros de otitis al año y más de 2 terminan por reventar su oído y salir secreción.

 

Tambien debes leer:

Infecciones repetitivas en los niños. Por que siempre esta enfermo?

Como reforzar las defensas y aparato respiratorio de mi hijo