HEPATITIS A Y VARICELA mas vale vacunar que curar

Share Button

La hepatitis A y la Varicela son quizá 2 de las enfermedades más comunes en la infancia, al menos en nuestro país México, se adquieren principalmente en la primera década de la vida. La mayoría de los que hoy somos adultos hemos padecido ya estas 2 enfermedades, en la varicela resulta muy fácil de saberlo porque deja esas marcas en la piel muy características, no así la hepatitis A donde la mayoría de las veces ni siquiera supimos que la tuvimos, ya que en la infancia la infección por hepatitis A normalmente no nos dará ninguna sintomatología.

Tanto la vacuna de Hepatitis A como Varicela no están dentro de la Cartilla o esquema básico de vacunación en México.

Explicaremos brevemente  estas enfermedades:

Hepatitis A: Es una infección viral aguda que puede durar de 2 a 6 semanas pero no más 6 meses. Se caracteriza por la inflamación del hígado. En la infancia cursa mayormente asintomática, pudiendo llegar a ocasionar síntomas como fiebre, ictericia (color amarillento de la piel) fatiga, coluria (orina oscura), acolia (heces pálidas), nauseas y vomito, dolor abdominal. No existe tratamiento específico para este virus. Se transmite por agua y alimentos contaminados con heces de personas infectadas.  

Varicela: es una enfermedad altamente contagiosa ocasionada por un virus, los síntomas se presentan principalmente en piel con  una erupción vesicular con mucha comezón que aparece 10 a 21 días después de la exposición e infección con el virus. El cuadro de la varicela tiende a ser más intenso en adolescentes y adultos.  El pediatra puede prescribir un medicamento antiviral llamado aciclovir, que puede reducir los síntomas de la varicela. No se recomienda el empleo rutinario de aciclovir en niños sanos con varicela.

¿Por qué vacunarnos?

vacunaSi estas 2 enfermedades son tan comunes y casi todos los adultos las han padecido y muchos niños la adquirirán, entonces  ¿Por qué se recomienda la aplicación de la vacuna?

La respuesta es porque un pequeño porcentaje de estos niños infectados pueden tener complicaciones graves que incluso pueden provocar la muerte. Por lo que es recomendable la aplicación de la vacuna para prevenir la enfermedad que esperar a ver si nuestro hijo será uno de ese pequeño porcentaje que se complica.

Complicaciones: ¿Que complicaciones pueden presntar la infeccion por Hepatitis A y Varicela?

La hepatitis A: Se puede complicar con una hepatitis fulminante en alrededor del 0.1 al 0.4%, es decir de 1 a 4 de cada 1,000 niños infectados, esto no pareciera ser tan grave si no resultara que el único tratamiento de la hepatitis fulminante  es el trasplante de hígado. En países en vías de desarrollo la hepatitis A es la primer causa de hepatitis fulminante (40-60%), por lo tanto la primer causa por la cual un niño requiere un trasplante de hígado.

Varicela: Las infecciones en la piel por bacterias son las más comunes,  estas suelen ser infecciones leves, pero a veces la infección puede ser más grave e involucrar los tejidos debajo de la piel y los músculos. En estos casos, los antibióticos y la cirugía son necesarios para controlar la infección bacteriana.  En algunos casos el virus  puede producir una  enfermedad más grave que afecta el cerebro (encefalitis). Aunque la mayoría de estos niños se recuperan, algunos pueden quedar con daños permanentes en el cerebro. Otras posibles complicaciones, hepatitis, varicela hemorrágica y neumonía.

Vacunas

La Academia Americana de Pediatría recomienda la aplicación de ambas vacunas, las cuales se pueden aplicar juntas.

Vacuna contra hepatitis A: se recomienda la aplicación a partir  de los 12 meses de edad y a toda aquella persona como adolescentes y adultos que  no hayan tenido hepatitis A. El esquema consta de 2 dosis con un refuerzo a los 6 – 12 meses después de la primera aplicación.  

Varicela: Se recomienda la primera dosis de la vacuna  entre los 12 a 15 meses de edad para todos los niños  sanos que nunca han tenido la enfermedad. Una segunda dosis  antes de los 4 años de edad (por lo menos 3 meses después de la primera dosis).

Las vacunas son el mejor regalo que puedes otorgarles a tus hijos. No esperes a ver si ellos serán parte de ese pequeño porcentaje que tiene complicaciones graves. Más vale prevenir que lamentar o mejor dicho más vale vacunar que curar. La salud de tus hijos no tiene precio. Vacúnalos hoy y te lo agradecerán mañana.

ACUDE A TU PEDIATRA PARA ACTUALIZAR EL ESQUEMA DE VACUNACION DE TUS HIJOS

Share Button