Enfermedad de Kawasaki

La enfermedad de Kawasaki  es una enfermedad inflamatoria aguda, autolomitada, que afecta principalmente mucosas y los vasos sanguíneos de pequeño y mediano tamaño. Es una enfermedad potencialmente grave por las complicaciones cardiacas que se pueden producir. Descrita por primera vez por Tomisaku Kawasaki en 1967.

Se presenta principalmente en niños menores de 5 años, aunque su incidencia es mayor en niños asiáticos, en México y otros países de Latinoamérica  no la debemos pasar por desapercibido, se estima que puede tener una incidencia en países hispanos de 11 casos por cada 100,000 habitantes y dadas sus graves complicaciones cardíacas se precisa de un diagnóstico temprano para un manejo oportuno y evitar complicaciones

Causa:

La etiología de la enfermedad de Kawasaki  aún es desconocida, pero la mayoría de datos epidemiológicos y clínicos sugieren un origen infeccioso

Diagnóstico:

No existe una prueba diagnóstica definitiva para enfermedad de Kawasaki, su diagnóstico se basa en los datos clínicos que presenta el paciente, donde el dato principal es la fiebre.

Fiebre: es el dato cardinal de esta enfermedad, usualmente tiene una duración igual o mayor de 5 días.

La fiebre más 4 de los siguientes 5 criterios hace diagnóstico de enfermedad de Kawasaki

1.- Cambios en las extremidades: en la fase aguda- edema de manos y pies o enrojecimiento de palmas y plantas, en la fase subaguda (15 días) descamación de dedos de las manos y pies

2.- Exantema polimorfo: erupción,  rash o exantema que  aparece generalmente en los primeros 5 días de fiebre; predomina en el tronco, aunque a veces puede estar limitado  a la parte inferior del abdomen

3.-  Inyección conjuntival: es un tipo de conjuntivitis, ojos rojos, sin la presencia de secreción, poco después del inicio de la fiebre y es transitoria, bilateral

4.- Cambios en la mucosa oral: • Eritema, sequedad, fisuras, descamación y sangrado de labios. • Lengua aframbuesada, lengua roja con puntos blancos que simula una fresa

5.- Adenopatía única: aparece un ganglio cervical en la fase aguda, es generalmente unilateral y localizada en la parte anterior del  cuello, mide aproximadamente 1.5 centímetros de diámetro

Tratamiento

El tratamiento se debe iniciar lo antes posible, se recomienda iniciar antes del día 10 de enfermedad, idealmente antes del día 7, debe intrahospitalario y es base de Gamaglobulina y ácido acetil salicílico

Recuerden  que los ojos no ven lo que el cerebro no conoce, es importante tener presente esta enfermedad y sus manifestaciones clínicas, esto debido a que en muchos casos se retrasa el diagnóstico por desconocer esta entidad, el paciente puede tener los 5 criterios de Kawasaki, pero si de desconoce esta no es diagnosticada y su manejo se retrasa incluso mas a allá de los 10 dias hasta que llega con alguien que al conocer la enfermedad favilmente realiza el diagnóstico

Los mocos verdes no son sinónimo de antibióticos

Los mocos verdes es un motivo frecuente de consulta en pediatría, cuando se les pregunta por que acuden a consulta refieren “lo traigo porque tiene 5 días con mocos pero ya el día de hoy de hoy se volvió verde” y muchos de ellos rematan “entonces pues ya trae infección y para ver que antibiótico le va a dar”. La  mayoría  saldrá sin antibióticos del consultorio

La mayoría de los cuadros respiratorios en la infancia con producción de moco son de origen viral, sean verdes, blancos o transparentes, el color del moco  por sí solo no es indicativo si el cuadro es viral o bacteriano, si requiere o no de un antibiótico.

El moco es una sustancia viscosa que se produce como método de protección de algunas  superficies del cuerpo. El moco en la nariz se produce como una forma de defensa ante infecciones la mayoría virales. Es como si el moco atrapara virus y bacterias para que no pasen de allí y lleguen hasta los pulmones. Además sirven para lubricar y limpiar las membranas de la nariz, humedecer el aire y regular su temperatura.

El color es una consecuencia de la batalla que ocurre entre nuestras células de defensa y los  virus o bacterias que nos quieren enfermar. Los mocos se llenan de células muertas, restos de bacterias y distintos compuestos  que darán a los mocos su llamativo color verde.

Pero muchas veces me han dicho que es viral y al final terminan dándole antibióticos para bacterias

Efectivamente las infecciones virales se pueden sobre infectar con una infección bacteriana, la infección viral puede dañar la mucosa nasal y entonces hacerla más susceptible al ataque de bacterias. También los mocos verdes espesos pueden hacer que se dificulte el drenaje de los senos paranasales y terminar en una sinusitis bacteriana

Entonces si a veces una infección viral termina complicando con una infección bacteriana ¿Por qué no dar antibióticos desde el principio?

La complicación con una infección bacteriana será en el menor de los casos, lo más frecuente es que al paso de 5 a 10 días se termine curando el cuadro viral que inició. El dar un antibiótico puede en ocasiones traer más mal que beneficio, como el incremento de resistencias bacterianas, alergias a medicamentos, efectos adversos o tóxicos de los antibióticos, alteración de la flora bacteriana, etc, etc

¿Entonces qué puedo hacer si mi hijo tiene mocos verdes?

Lo primero es consultar con tu pediatra, puedes ayudarle mucho realizando aseos nasales con lo que llaman en farmacia “Agua de mar” que es agua con sal  y lubricante como STERIMAR entre otros, o puedes realizar aseos nasales con solución salina preparada en casa y aplicarlo con una jeringa en su nariz (puedes encontrar muchos videos de cómo hacerlos en Youtube buscando “aseos nasales”)

¿Cuándo es probable que haya una infección bacteriana y debes consultar con tu pediatra?

  • Fiebre que dura más de 3 días
  • Tos de más de 10 días de duración
  • Dolor de cabeza hacia el centro de su frente
  • Dolor de oído
  • Tiene un mal olor que se desprende de su nariz o de su boca pese a un adecuado aseo

Sarna o Escabiosis

La sarna en humanos es una enfermedad más común de lo que se piensa,  puede afectar a cualquier persona que se exponga al acaro que la causa, afecta a más de 300 millones de personas en el mundo anualmente

La escabiosis o sarna es una infestación de la piel por ácaros, y no, no son los ácaros del polvo como mucha gente cree, es un acaro llamado Sarcoptes scabei, pero no tampoco es el acaro que produce la sarna de los perros, este acaro es la variedad hominis, es decir que solo es capaz de afectar  al humano

¿Cómo se si tengo sarna?

El síntoma  característico es la comezón o prurito intenso por la noche, con pequeñas ronchitas (pápulas) rojizas, a menudo excoriadas y con pequeños puntos de costras, otro dato importante es que alguien más de la familia también tiene esta comezón intensa por la noche, la principal zona afectada son los espacios interdigitales, es decir entre los dedos de los manos, le siguen zonas de flexión como las muñecas,  axilas, ingles,  glúteos, zona baja del abdomen, en las mujeres afecta la línea por debajo de las mamas y los pezones, en los hombres la región escrotal.

¿Cómo se diagnóstica la escabiosis o sarna?

La mayoría de las veces para su diagnóstico basta con los datos clínicos, el prurito o comezón nocturna, las características y distribución de las lesiones dérmicas y que más de una persona en casa tiene síntomas parecidos es suficiente para hacer el diagnóstico.

El diagnóstico de certeza se basa en la visualización del ácaro, de sus heces (escíbalos) y/o de los huevecillos del mismo, pero este rara vez es necesario

¿Cómo se transmite la sarna o escabiosis?

La escabiosis se transmite de persona a persona, se necesita de contacto estrecho o convivencia pero el ácaro puede quedar hasta 72 horas en ropas. Las escuelas por lo general no ofrecen el nivel de contacto necesario para su contagio

El periodo de incubación de la sarna es de 1 a 3 semanas.

Tratamiento

Cuando una persona es diagnosticada con Sarna o escabiosis, todos los que habitan en esa casa, tengan o no tengan síntomas deberán recibir tratamiento al mismo tiempo

La Permetrina (SCABISAN) es uno de los tratamientos tópicos más utilizados, su aplicación aunque está recomendada para niños mayores de 2 años, la Asociación Española de Pediatría considera su uso seguro en mayores de 2 meses.

Otras alternativas para la sarna  son el Crotamitón  (ACOMEXOL) aunque un poco menos efectiva que le Permetrina, también es  antipruriginosa , A pesar de que su toxicidad es poco conocida, algunos expertos lo recomiendan en niños pequeños y en las mujeres en periodo de lactancia.

Uno de los tratamientos más efectivos para la Sarna es la Ivermectina (IVEXTERM) por vía oral, el inconveniente es   este medicamento solo puede ser administrado a niños que  pesen más de  15 kilos

En todos los caso se recomienda repetir el tratamiento de 10 a 14 días después.

¿Si no tengo perros me puede dar sarna?

Si, la sarna del humano es producida por un acaro distinto al de los perros, no es necesario tener animales para el humano tenga sarna.

La sarna de los perros rara vez puede ser transmitida al humano, y si esta fuera adquirida el humano no transmitiría esa sarna a otro humano.

Los ácaros de la sarna de los perros no pueden reproducirse en el huésped humano por lo que al cabo de unos días morirán solos.

Recomendaciones generales:

En el lavado de manos es importante cepillar las uñas pues el rascado de la piel en manos afectadas lleva a acumular parásitos debajo de las mismas

La ropa de cama y la del paciente deben ser lavadas con agua caliente y planchadas. El lavado en seco también mata al parásito. Además, éste muere en 4 días si no está en contacto con el humano, por lo que los artículos que no se pueden lavar deben ser puestos en bolsas plásticas por 7 a 10 días (juguetes de peluche, frazadas, colchas, etcétera)

Es importante identificar la fuente del contagio para su correcto tratamiento y seguimiento, ya que el tratamiento no deja inmunidad y un nuevo contacto con el ácaro puede significar adquirir nuevamente la enfermedad

Visita a tu médico para recibir el tratamiento mas adecuado

Reacciones febriles, son confiables?

Las reacciones febriles son unas pruebas de laboratorio que se solicitan con mucha frecuencia en México, son un conjunto de pruebas que como su nombre lo indica se utilizan para diagnosticar enfermedades que cursan con Fiebre, así que si de entrada si se le piden a un paciente sin fiebre, están mal solicitadas

Las reacciones febriles son pruebas que han venido a caer en desuso, sin embargo en muchos países en vías de desarrollo como México se siguen utilizando por ser pruebas baratas y rápidas, pero en países desarrollados son cada vez menos utilizadas por su poco valor diagnóstico. Son pruebas muy antiguas con más de 100 años, por ejemplo la reacción de Widal que es la que ve anticuerpos contra tofoidea Tifico “O” y Tifico “H” se inventó en el año de 1896

Las reacciones febriles son pruebas poco confiables que tienen poca sensibilidad y especificidad, dan muchos resultados falsos positivos y falsos negativos, es decir que una persona totalmente sana puede dar positivo y una persona enferma puede dar negativo,
Se abusa de la solicitud de reacciones febriles, a estas se les quiere achacar casi cualquier problema, es común que se le pidan a pacientes con dolores de cabeza, cansancio, nauseas, dolor abdominal o mareo con días o meses de evolución, pero sin la presencia de fiebre, y como dijimos anteriormente es frecuente que aun en personas sanas las reacciones febriles den positivas, y esto deriva en la prescripción de antibióticos innecesarios

Las reacciones febriles busca enfermedades como: Fiebre tifoidea y paratifoidea (Salmonella), Brucelosis (fiebre ondulante, fiebre de Malta) y Rickettsiosis (Fiebre Q, fiebre manchada de las montañas rocallosas), la característica principal de todas estas enfermedades es la fiebre
Las reacciones febriles miden los anticuerpos que ha producido nuestro organismo contra determinada enfermedad. Con ninguna de las reacciones febriles positivas se puede hacer un diagnóstico de certeza de una enfermedad, por lo comentado anteriormente al ser pruebas muy antiguas, poco confiables.

Para todas las enfermedades que buscan las reacciones febriles existen pruebas más confiables, modernas, sensibles o específicas para el diagnóstico de las enfermedades

En las reacciones febriles se incluyen:
Tifico “O” – Fiebre tifoidea
Tifico “H” – Fiebre tifoidea
Paratifico “A” – Paratifoidea
Paratifico “B” – Paratifoidea
Proteus OX-19 – Rickettsiosis
Brucella abortus – Brucelosis

A continuación una breve descripción de las enfermedades que buscan las reacciones febriles

fiebre tifoidea: caracterizada por fiebre alta constante (40º), sudoración profusa, gastroenteritis y diarrea. Menos comúnmente puede aparecer un sarpullido de manchas aplanadas de color rosáceo (roseola).Tradicionalmente se divide en cuatro fases, durando cada una de ellas una semana aproximadamente.

Brucelosis (conocida también como fiebre de Malta, fiebre ondulante, enfermedad de Bang o fiebre del Mediterráneo) es una Zoonosis, es decir una enfermedad que es transmitida de los animales al humano causada por bacterias del genero Brucella. Es una enfermedad que se autolimita o se vuelve crónica. La forma aguda de la brucelosis se caracteriza por fiebre que en la mayoría de los casos es alta e intermitente (ondulante), presentándose generalmente por la tarde/noche acompañada de dolor de cabeza intenso

Rickettsiosis (Proteus OX-19) Las Rickettsias son bacterias transmitidas por vectores como pulgas, garrapatas y piojos. En general la Rickettsiosis se considera una zoonosis. Los sintomas en general, se caracterizan por fiebre, cefalea (dolor de cabeza), rash (erupciones cutáneas), dolor abdominal, hepatomegalia, esplenomegalia y síntomas respiratorios como tos, entre otros síntomas

Como conclusión:

• Las Reacciones Febriles son pruebas diagnósticas que cada vez van cayendo más en desuso debido a su poco valor diagnóstico.
• Con ninguna de las reacciones febriles se puede hacer un diagnóstico definitivo de cualquier enfermedad comprendida en ellas.
• Para todas las enfermedades febriles que abarcan existen pruebas mas confiables y con las que se pueden hacer diagnósticos definitivos.
• El uso inadecuado de estas pruebas o su mala interpretación generalmente derivan en el uso injustificado de antibióticos

Mi hijo enferma muy seguido desde que entro a guardería

La mayoría de los niños que ingresan a una guardería, estancia infantil o cualquier otro sitio donde este en contacto con muchos niños estarán propensos a adquirir cuadros infecciosos con mayor frecuencia, pasarán gran parte del tiempo con gripa, mocos, tos, en ocasiones fiebre y diarrea.

Esto es lo habitual, ya que ahora estará en contacto con un mayor número de niños y por lo tanto expuesto a un mayor número de virus y bacterias.

La gran mayoría de todos estos cuadros infecciosos serán de origen viral como suele suceder en la infancia, y la mayoría de estos cuadros serán respiratorios, por lo que es frecuente que los niños que recién ingresan a una guardería puedan pasar los primeros meses con más días enfermos con mocos o tos que sanos.

Para la gran mayoría de los cuadros no se necesitará de un manejo antibiótico, aunque en ocasiones las infecciones podrán ser ocasionadas por bacterias, entonces si necesitarán de un antibiótico, también es cierto que las bacterias de los niños de guardería tienden a ser más resistentes, esto en parte por el uso inadecuado de antibióticos a los que estos niños están expuestos, ya que al tener más cuadros infeccioso respiratorios (ya mencionamos que la mayoría virales) se prescribe una mayor cantidad de antibióticos, muchos de ellos injustificadamente, por lo que sus bacterias se vuelven más tolerantes o resistentes a los antibióticos.

Cada que un niño enferma de resfriado o gripa hace defensas contra ese virus, el problema es que existen más de 200 virus que pueden dar una gripa o resfriado con mocos y tos.

Hay ocasiones que el niño apenas está bien 1 o 2 días y luego vuelve a empezar con gripa o tos, lo cuados suelen durar un promedio de 5 días, poco menos o poco más, pero en ocasiones parece que lleva 2 o 3 semanas con mocos y tos diariamente, esto no quiere decir que se trate del mismo virus con el que inició, sino que es muy probable que durante este tiempo ya adquirido 2 o 3 episodios virales, solo que no había terminado de salir del primero cuando ya había pescado otro nuevo virus.

Pero ¿entonces si mi hijo va a enfermar tanto al ingresar a una guardería, vale la pena llevarlo?

La respuesta la mayoría de las veces va a ser Si, la mayor parte de las infecciones en la guardería son virales, son cuadros leves, podrás ver al niño con el moco escurriendo o con tos, pero la mayor parte del tiempo sin fiebre, corriendo y feliz, eventualmente algún en algún cuadro lucirá decaído.
Salvo en algunos casos donde no es conveniente que el pequeño se exponga a cuadros infecciosos frecuentes, como sería un niño con algún tipo de inmunodepresión, en pacientes asmáticos no controlados que los cuadros infecciosos respiratorios exacerben una crisis asmática, en niños epilépticos donde las infecciones o fiebre disparen las crisis convulsivas, tal vez no sea buena idea ingresar a una guardería.

La guardería o estancia infantil también va a traer ventajas a los niños que acuden a ellas, generalmente van a tener un mejor desarrollo en diversos ámbitos, como en el desarrollo del lenguaje, psicomotor, cognitivo, habilidades sociales, área afectiva y emocional.