Los mocos verdes no son sinónimo de antibióticos

Los mocos verdes es un motivo frecuente de consulta en pediatría, cuando se les pregunta por que acuden a consulta refieren “lo traigo porque tiene 5 días con mocos pero ya el día de hoy de hoy se volvió verde” y muchos de ellos rematan “entonces pues ya trae infección y para ver que antibiótico le va a dar”. La  mayoría  saldrá sin antibióticos del consultorio

La mayoría de los cuadros respiratorios en la infancia con producción de moco son de origen viral, sean verdes, blancos o transparentes, el color del moco  por sí solo no es indicativo si el cuadro es viral o bacteriano, si requiere o no de un antibiótico.

El moco es una sustancia viscosa que se produce como método de protección de algunas  superficies del cuerpo. El moco en la nariz se produce como una forma de defensa ante infecciones la mayoría virales. Es como si el moco atrapara virus y bacterias para que no pasen de allí y lleguen hasta los pulmones. Además sirven para lubricar y limpiar las membranas de la nariz, humedecer el aire y regular su temperatura.

El color es una consecuencia de la batalla que ocurre entre nuestras células de defensa y los  virus o bacterias que nos quieren enfermar. Los mocos se llenan de células muertas, restos de bacterias y distintos compuestos  que darán a los mocos su llamativo color verde.

Pero muchas veces me han dicho que es viral y al final terminan dándole antibióticos para bacterias

Efectivamente las infecciones virales se pueden sobre infectar con una infección bacteriana, la infección viral puede dañar la mucosa nasal y entonces hacerla más susceptible al ataque de bacterias. También los mocos verdes espesos pueden hacer que se dificulte el drenaje de los senos paranasales y terminar en una sinusitis bacteriana

Entonces si a veces una infección viral termina complicando con una infección bacteriana ¿Por qué no dar antibióticos desde el principio?

La complicación con una infección bacteriana será en el menor de los casos, lo más frecuente es que al paso de 5 a 10 días se termine curando el cuadro viral que inició. El dar un antibiótico puede en ocasiones traer más mal que beneficio, como el incremento de resistencias bacterianas, alergias a medicamentos, efectos adversos o tóxicos de los antibióticos, alteración de la flora bacteriana, etc, etc

¿Entonces qué puedo hacer si mi hijo tiene mocos verdes?

Lo primero es consultar con tu pediatra, puedes ayudarle mucho realizando aseos nasales con lo que llaman en farmacia “Agua de mar” que es agua con sal  y lubricante como STERIMAR entre otros, o puedes realizar aseos nasales con solución salina preparada en casa y aplicarlo con una jeringa en su nariz (puedes encontrar muchos videos de cómo hacerlos en Youtube buscando “aseos nasales”)

¿Cuándo es probable que haya una infección bacteriana y debes consultar con tu pediatra?

  • Fiebre que dura más de 3 días
  • Tos de más de 10 días de duración
  • Dolor de cabeza hacia el centro de su frente
  • Dolor de oído
  • Tiene un mal olor que se desprende de su nariz o de su boca pese a un adecuado aseo

Deja un comentario