Mi hijo enferma muy seguido desde que entro a guardería

La mayoría de los niños que ingresan a una guardería, estancia infantil o cualquier otro sitio donde este en contacto con muchos niños estarán propensos a adquirir cuadros infecciosos con mayor frecuencia, pasarán gran parte del tiempo con gripa, mocos, tos, en ocasiones fiebre y diarrea.

Esto es lo habitual, ya que ahora estará en contacto con un mayor número de niños y por lo tanto expuesto a un mayor número de virus y bacterias.

La gran mayoría de todos estos cuadros infecciosos serán de origen viral como suele suceder en la infancia, y la mayoría de estos cuadros serán respiratorios, por lo que es frecuente que los niños que recién ingresan a una guardería puedan pasar los primeros meses con más días enfermos con mocos o tos que sanos.

Para la gran mayoría de los cuadros no se necesitará de un manejo antibiótico, aunque en ocasiones las infecciones podrán ser ocasionadas por bacterias, entonces si necesitarán de un antibiótico, también es cierto que las bacterias de los niños de guardería tienden a ser más resistentes, esto en parte por el uso inadecuado de antibióticos a los que estos niños están expuestos, ya que al tener más cuadros infeccioso respiratorios (ya mencionamos que la mayoría virales) se prescribe una mayor cantidad de antibióticos, muchos de ellos injustificadamente, por lo que sus bacterias se vuelven más tolerantes o resistentes a los antibióticos.

Cada que un niño enferma de resfriado o gripa hace defensas contra ese virus, el problema es que existen más de 200 virus que pueden dar una gripa o resfriado con mocos y tos.

Hay ocasiones que el niño apenas está bien 1 o 2 días y luego vuelve a empezar con gripa o tos, lo cuados suelen durar un promedio de 5 días, poco menos o poco más, pero en ocasiones parece que lleva 2 o 3 semanas con mocos y tos diariamente, esto no quiere decir que se trate del mismo virus con el que inició, sino que es muy probable que durante este tiempo ya adquirido 2 o 3 episodios virales, solo que no había terminado de salir del primero cuando ya había pescado otro nuevo virus.

Pero ¿entonces si mi hijo va a enfermar tanto al ingresar a una guardería, vale la pena llevarlo?

La respuesta la mayoría de las veces va a ser Si, la mayor parte de las infecciones en la guardería son virales, son cuadros leves, podrás ver al niño con el moco escurriendo o con tos, pero la mayor parte del tiempo sin fiebre, corriendo y feliz, eventualmente algún en algún cuadro lucirá decaído.
Salvo en algunos casos donde no es conveniente que el pequeño se exponga a cuadros infecciosos frecuentes, como sería un niño con algún tipo de inmunodepresión, en pacientes asmáticos no controlados que los cuadros infecciosos respiratorios exacerben una crisis asmática, en niños epilépticos donde las infecciones o fiebre disparen las crisis convulsivas, tal vez no sea buena idea ingresar a una guardería.

La guardería o estancia infantil también va a traer ventajas a los niños que acuden a ellas, generalmente van a tener un mejor desarrollo en diversos ámbitos, como en el desarrollo del lenguaje, psicomotor, cognitivo, habilidades sociales, área afectiva y emocional.

Deja un comentario